Alicante como plató de cine

  • Numerosas localizaciones de la provincia llevadas a la gran pantalla.

  • El cierre de los platós de Ciudad de la Luz destruye la industria cinematográfica que empezaba a surgir en Alicante y aumenta las dificultades de la cantera de jóvenes cineastas.

                                           Patricia López | @PatriciaLLlamas

El Castillo de Santa Bárbara, los Arenales del Sol, el Casco Antiguo, la Plaza de Toros o la Explanada son algunas de las localizaciones alicantinas elegidas por los cineastas para sus producciones. Más de 200 películas se han hecho eco de las calles, plazas, y monumentos de la provincia, además de un incalculable número de cortometrajes.

Alicante tiene un considerable bagaje cinematográfico con películas rodadas a lo largo y ancho de la provincia. Desde los años 20 hasta la actualidad este sector ha ido evolucionando de manera notoria. La creación de los estudios de cine Ciudad de la Luz en 2005 supuso el colofón de una etapa, y el esplendor de otra que apuntaba maneras, aunque muy lentamente. El cierre de sus instalaciones supone una posible disminución de la demanda de localizaciones en la provincia y el fin de una industria cinematográfica que empezaba a dar sus frutos.

Claves de una localización

Determinar la localización de una cinta es una de las tareas más importantes en el momento de planificar el rodaje, ya que sin ella no se puede comenzar a grabar. Se trata de encontrar las piezas perfectas del puzzle, y hacer que encajen.

Gonzalo Eulogio, crítico de cine de Radio Alicante Cadena Ser

Gonzalo Eulogio, crítico de cine de Radio Alicante Cadena Ser

La localización de una escena de una película o corto tiene que ser acorde a lo que se está contando,es decir, la acción debe acontecer en un contexto y escenario coherentes. Y debe ser adecuada a los elementos escénicos que van a aparecer en el encuadre de los planos”, explica Gonzalo Eulogio, crítico de cine de Radio Alicante Cadena Ser.

El mar, la playa, la montaña, el casco antiguo, los monumentos históricos, la luminosidad y sobre todo el clima son las características más destacables de Alicante que hacen que la “terreta” sea el lugar escogido para aparecer en la gran pantalla. Pero no hay que olvidarse de que la provincia también cuenta con limitaciones: “No tenemos bosque ni grandes extensiones. Y la ciudad y la provincia tienen las infraestructuras que tienen”, contrapone el crítico.

Análisis

Si bien es cierto que los pros suman más que los contras, y que esto se podría haber aprovechado para dar a conocer la provincia, en la práctica no fue así.

Antonio Sempere, columnista de cine del diario Información, pone de ejemplo la película que más le gusta de entre las alicantinas: ‘Huevos de oro’ de Bigas Luna. “Es un retrato excelso y demoledor de Benidorm”, comenta Sempere. Según éste el rodaje de películas en Alicante no ha sido objeto de promoción ninguna para la provincia: “No, al menos a la manera que lo hicieron en la Costa del Sol”, explica. Y continúa: “Ahí esta ‘Huevos de oro’ para demostrarlo. Era publicidad pero en negativo. Lo paradójico es que después Bigas Luna vino a sacar el dinero de las subvenciones en la zona con motivo del rodaje de ‘Didi Hollywood’”.

Cartel de la película 'Noches de Casablanca'

Cartel de la película ‘Noches de Casablanca’

En la ciudad levantina se han rodado películas como ‘Noches de Casablanca’ con Sara Montiel como protagonista y la Explanada simulando la ciudad marroquí, ‘Casi un caballero’ de José María Forqué, realizada en 1964 con Concha Velasco, José Luis López Vázquez y Alfredo Landa. ‘Currito de la Cruz’ de Luís Lucía rodada en la Plaza de Toros, o ‘Molokai. La isla maldita’ también de Lucía rodada en 1959 en El Palmeral de Alicante.

Lo cierto es que de las películas rodadas en Alicante no predomina ningún género. Se han rodado melodramas, péplums, comedias, acción, serie B, cine de género….

La calidad de las películas también es muy variada. “A lo largo de los años ha habido muchas películas francamente malas”, opina Antonio Sempere que explica que en aquella época muchos de los directores de cine tenían su segunda residencia en la costa alicantina: “Les resultaba familiar y por comodidad preferían rodar aquí”. El columnista del diario Información explica que la película titulada ‘Tabarka’ “rodada entre la capital, Elche y la propia isla, fue un auténtico desastre. No hizo ningún bien a la zona ni se ha conocido por este proyecto”.

La mejor época de rodaje para el cine en la provincia fue “quizá la segunda mitad de los 50 y los 60. Y, recientemente, aunque de manera efímera, la de la Ciudad de la Luz”, comenta Gonzalo Eulogio. Sempere está de acuerdo: “A pesar de los pesares, la etapa de Ciudad de la Luz” ha sido la mejor, afirma.

Llega la industria, y se va

El complejo cinematográfico de Ciudad de la Luz abrió sus puertas en 2005. Y con él, el Centro de Estudios en el que se podía estudiar el Grado en Comunicación Audiovisual y diferentes titulaciones dirigidas al sector como la Titulación en Arte Dramático, Edición y Montaje o Dirección, entre otras.

Instalaciones Ciudad de la Luz (archivo) |Álex Domingo | Fotografía extraída del diario La Verdad

Instalaciones Ciudad de la Luz (archivo) | Álex Domínguez | Fotografía extraída del diario La Verdad

Los estudios cinematográficos comenzaron de manera tímida pero decidida su andadura. Según el artículo de Rosa Biot y Santiago Navarro publicado en El País: ‘La Ciudad de la Luz, de fábrica de sueños a pesadilla económica’, en el trienio, de 2008 a 2010 se rodaron 36 producciones. Y de 2011 hasta la fecha la cifra se ha elevado tan sólo en 29 rodajes. Lo que supone un total de 65 cintas en seis años de vida.

Las deudas contraídas y la mala gestión del complejo cinematográfico y del Centro de Estudios obligan a la venta del primero y al cierre del segundo el 30 de septiembre de este mismo año.

Complejo cinematográfico

“Desde el inicio de su actividad en 2005, se han rodado algunas películas, aunque menos de las prometidas, esperadas y previstas. Buenas, malas y regulares”, explica el crítico de cine de Radio Alicante Cadena Ser. “La mayoría de las películas contratadas  correspondían a la productora de Gerardo Herrero y su socia Mariela Besuievsky” Tornasol Films, amplía Antonio Sempere.

Películas como ’15 años y un día’ de Gracia Querejeta, ‘Balada triste de trompeta’ de Álex de la Iglesia, o ‘El corredor nocturno’ del mismísimo Herrero forman parte del contrato que firmó el productor con El Consell en el que se proponía el rodaje de cinco películas al año hasta 2015 en Ciudad de la Luz.

En 2011, las películas rodadas en los estudios acapararon hasta 19 nominaciones. Sin duda, el complejo cinematográfico comenzaba a crear industria en la provincia, y en casos como ’15 años y un día’, entre otras, el rodaje traspasaba las paredes de los platós de los estudios para encontrarse con localizaciones alicantinas como El Campello.

Para el columnista del diario Información el cierre de los estudios supone “una hecatombe. La culminación de un fracaso absoluto” para la cultura cinematográfica de Alicante. Gonzalo Eulogio afirma que es muy triste la venta de “unos estudios magníficos, y carísimos, que generaron grandes expectativas y que se han truncado”.

Centro de estudios

El centro de estudios de Ciudad de la Luz ya tiene fecha de caducidad. Aunque los actuales y futuros estudiantes del grado de Comunicación Audiovisual podrán continuar sus estudios en la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH) que acogerá esta nueva titulación a partir de septiembre. La reacción de decepción de los alumnos no se ha hecho esperar desde que se enteraran del traspaso de la carrera a la UMH mediante un email del director del centro.

Las titulaciones cinematográficas que ofertaba el centro ya se suspendieron abruptamente este último año lectivo por petición de los alumnos que consideraban una falta de garantías en la continuidad del curso durante el año completo.

Foto cedida por Alberto Nieto

Foto cedida por Alberto Nieto

El caso de los estudiantes de Ciudad de la Luz es delicado. Alberto Nieto, licenciado en Comunicación Audiovisual, se siente engañado, como todos los alumnos que llegaron al centro de estudios para meter la cabeza en la industria cinematográfica.

Este vallisoletano vino a Alicante a estudiar en “los estudios de cine mejor preparados de toda Europa. La cuestión es que los de mi generación no hemos podido realizar prácticas en los rodajes que se han venido haciendo en Ciudad de la Luz”, explica el también director del documental Tú y Yo que afirma que lo más importante en este mundillo es tener una primera toma de contacto con la industria, “aunque sea llevando cafés”, y explica que en este sector “es muy endogámico y muy complicado de entrar”.

“Primero no llegaban rodajes, luego la incertidumbre del posible cierre de las instalaciones. Al final nos encontramos que además del complejo también cierra la universidad”, cuenta Alberto Nieto.

Ahora, se ven en la tesitura de que nadie les puede contratar “y no podemos aprender de nadie porque no hay una industria en Alicante”, expone el licenciado. Actualmente en la provincia existen tres posibles salidas: televisiones locales, que es el caso de Alberto Nieto, cámara de Alacantí TV; productoras creadas por alumnos de Ciudad de la Luz como Wayaba o Áticocuatro; y por último, la realización por libre de cortometrajes o videoclips.

Futuro incierto

Alicante tiene una gran cultura cinematográfica y la provincia ha servido como plató, tanto en exteriores como en interiores, para rodar muchas películas o cortometrajes. Pero el prometedor complejo cinematográfico prometía introducir la industria del cine en la ciudad levantina, y el centro de estudios proveía a sus alumnos de las herramientas y profesores necesarios, y de calidad, para formar cineastas talentosos, que según Gonzalo Eulogio, “han hecho cortos muy estimables, seleccionados en festivales de cine”.

Los alumnos y titulados serán sobre todo los que a partir de ahora ensalzarán las localizaciones de la provincia en sus cortometrajes, ya que dicho cierre disminuirá considerablemente los rodajes de grandes productoras en la provincia.

La situación que genera el cierre del centro de estudios de Ciudad de la Luz supone un futuro incierto para los estudiantes de Comunicación Audiovisual que no conocen en qué medida afectará el cambio de la titulación a la Universidad Miguel Hernández. “Una importante cantera de cineastas está en peligro“, afirma el crítico.

Artículos relacionadosArtículos relacionados:

Cantera de cineastas alicantinos (I): Chema García Ibarra: “La localización es algo más que un marco en el que poner a la gente”

Cantera de cineastas alicantinos (II): Pablo Riquelme, un joven director oriolano sin límites ni barreras

Cantera de cineastas alicantinos (III): Ángel Gómez: “Alicante es una ciudad diseñada para hacer cine”

Anuncios

Publicado el 7 junio, 2014 en Cultura, Reportajes y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Bueno. Ahora mismo se esta creando una asociación para profesionales de los audiovisuales con sede en Alicante. Seguro que en poco tiempo el esfuerzo de los profesionales hace olvidar las malas políticas y gestiones llevadas a cabo hasta la fecha y se conseguirá reactivar el sector en la provincia 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: